Pagina web de Andujar

Qué Visitar

Monumentos

Iglesia de Santa María

De planta basilical, su construcción comenzó en el siglo XV, terminando en el primer cuarto del siglo XVII. Góticos son sus pilares y bóvedas del primer tramo, nervadas y muy bien trazadas; el resto del conjunto se cubre con bóvedas simples y vaídas de la segunda mitad del XVI organizada en tres capillas

Portada Casa de los Albarracín

Portada de finales del Siglo XV vinculada al gótico tardío estilo Reyes Católicos. Es el único elemento que persiste del antiguo Cabildo que fue abandonado en 1791 por el estado ruinoso en el que se encontraba. Poco tiempo después el edificio sería adquirido por el linaje de los Albarracín, nombre con el que se conoce desde entonces.

Hornacina del Cristo de la Providencia

La hornacina cobija al Cristo de la Providencia, de gran devoción en la ciudad. Devoción que remonta su origen al siglo XVIII como consecuencia de que D. Alonso de Illescas, abogado del los Consejos reales, pidiera licencia al Cabildo para poner una Cruz en este lienzo de pared de la Alhóndiga, edificio propiedad de la ciudad por haber muerto su hijo en este sitio el 20 de abril de 1704. El Cabildo tuvo a bien la propuesta permitiendo incluso que se construyera una hornacina arcosina para preservar la cruz de la inclemencia del tiempo. La leyenda que figura en la cartela carece, por tanto, de rigor histórico y nada tiene que ver con la realidad de los hechos que promovieron este lugar de devoción.

Iglesia de San Miguel

Iglesia muy antigua que perteneció a la mitra toledana. De bella traza gótica, es de planta basilical de tres naves con ábside poligonal; bóvedas de crucería en las naves laterales y de terceletes en la central. A sus pies destaca el bajo coro, de madera de nogal de 1578, con un rico repertorio iconográfico de los profetas mayores y menores. En la sacristía cerramiento de bóveda elíptica decorada con un apostolado obra de García Reinoso. La iglesia guarda entre sus obras pictóricas una Inmaculada de Ignacio Ruiz de la Iglesia. Su portada OE y S son las más bellas, la primera Plateresca y la segunda Gótica.

Ayuntamiento

Es un magnífico edificio que elogia Cosme de Médici III, Duque de Toscaza, en su viaje a España 1668-69, al recordarle las loggias italiana. Es una arquitectura civil que coincide su construcción con el reinado de Felipe IV. En el año 1604, el Cabildo decidió construir en la plaza del Mercado un nuevo Corral de Comedias, las obras se inician en 1620 y no concluyen hasta 1640.

Plaza de España

Espacio que quedó configurado en la posguerra por la obra del organismo de Regiones Devastas (1941-43); eclecticismo, orden y función son sus características. Intervienen los arquitectos Prieto Moreno y Pajares Pardo.

Fuente Barroca

Preciosa fuente que se termina en 1739. Fue un proyecto de Francisco Ortega realizándola José Gallego, discípulo de los Churriguera que se encontraba trabajando en la Catedral de Jaén. De elegante planta y perfil conjuga una serie de elementos arquitectónicos-decorativos.

Durante muchas generaciones los vecinos de Andújar se abastecieron de agua potable en esta bella fuente barroca que en el siglo XIX, tras la desamortización y desaparición del convento de los Mínimos, se reubicaría durante algún tiempo en la plaza de la Victoria.

Murallas Árabes s. XI

Del magnífico recinto amurallado de la ciudad de época almohade de unos 1750 metros de perímetro con 48 torreones, cuatro grandes torres ochavadas, siete puertas de acceso, un castillo y alcázar, muy poco nos queda. La muralla era de cal y canto, con refuerzos de sillería de época cristiana.

Fuente Sorda

Del magnífico recinto amurallado de la ciudad de época almohade de unos 1750 metros de perímetro con 48 torreones, cuatro grandes torres ochavadas, siete puertas de acceso, un castillo y alcázar, muy poco nos queda. La muralla era de cal y canto, con refuerzos de sillería de época cristiana.

Torreón Tavira

Antigua torre de la muralla almohade, que en el siglo XIV fue forrada de sillería. Este torreón se encontraba próximo al antiguo alcázar y a la Puerta del mismo nombre. En su frente central se encuentra el escudo de la ciudad, realizado en el siglo XVI. Escudo medio partido y cortado.

Palacio Niños de Don Gome

Esta casa solariega de los Cárdenas y Valdivia se conoce popularmente con el nombre de “los Niños de don Gome”, referencia a los diez hijos que tuvieron entre 1622 y 1632 D. Gome Valdivia y Cárdenas y D.ª Mayor de Nicuesa y Cobaleda.

El palacio está construido a espaldas de la muralla almohade y en las proximidades de la Puerta del Sol donde se encontraba la imagen de la virgen de la Consolación, muy venerada por los vecinos de Andújar desde la Edad Media.

El edificio fue construido en tiempos de D.ª Elvira Cárdenas Baltodano y D. Luis Valdivia y Figueroa a finales del siglo XVI. El espacio trapezoidal que precede a la casa solariega tuvo carácter público hasta 1841, año en el que quedó anexionado al palacio.

Casa de los Coello de Portugal

Es hoy sede del Centro Municipal de Enseñanza de Adultos “Pedro Escavias” Buen ejemplo de arquitectura doméstica-palaciega del siglo XVIII con elementos significativos en las portadas principal y trasera que hace chaflán. Su decoración se limita a los elementos artísticos labrados en piedra, como las cruces de San Andrés presentes en los fustes de las pilastras y a los escudos de los linajes: En el flanco derecho del balcón los linajes Salcedo, Aguilar y Serrano, a la izquierda el escudo de armas del linaje Argote.

Casa de los Cárdenas y Valdivia

Conocida popularmente como Casa de la Torre, fue construida, probablemente, a mediados del siglo XVI por don Luís Valdivia Palomino y doña Luisa Serrano Valenzuela, no así su torre mirador que es de fecha posterior, realizado en tiempos de don Cristóbal de Cárdenas y Valdivia, caballero de la Orden de Santiago (1629), y doña Teresa Valdivia, fundadores de un mayorazgo al que pertenecía esta casa solariega. Su fachada-torre evoca el pasado medieval defensivo, cuyo mirador tiene ya otra funcionalidad. Elementos muy clásicos con bellos escudos nobiliares con unas bellas figuras tenentes.

Palacio Sirviente de Mieres

Casa solariega del siglo XVIII de estilo barroco. De su fachada solo es original su portada. En esta casa solariega vivió el ilustre andujareño don Antonio Sirvente de Cárdenas, profesor de la Universidad de Salamanca donde desempeñó la Cátedra de Cánones, Oidor de la Chancillería de Granada entre 1580 y 1590, regente de Sevilla y presidente de la Real Chancillería de Granada entre 1597 y 1606. Impulsor y patrono de la capilla Mayor del templo parroquial de Santa María, junto a su esposa doña María de Cárdenas.

Capilla Cristo de Agonía

Es de estilo Neogótico, construida entre 1923 y 1925, por Rafael y Mª Elvira Pérez de Vargas (Condes de la Quintería). Es una capilla privada concebida como cripta de los Condes. Tiene una sola nave, organizada en dos tramos con bóvedas nervadas la cabecera se encuentra decorada con cinco ventanales apuntados con vidrieras.

En su fachada se puede observar el escudo de armas de los Pérez de Vargas y la decoración con motivos Sebkas como único motivo ornamental

Palacio de los Cárdenas

Hoy sede de Justicia, es una magnifica casa solariega de finales del XVI, cuya fachada es de Francisco del Castillo. Su portada principal, de dos cuerpos, presenta en su parte baja, un vano adintelado con columnas fajadas y frontón roto, que se corresponde con el piso superior que tiene el balcón. Magníficos y bellos escudos. A su lado la capilla de Santa Ana, con fachada de ladrillo, guarda en su interior un artesonado mudéjar

Palacio de los Segundos de Cárdenas

Casa palacio de mediados del siglo XVI, de estilo renacentista, que se atribuye al maestro Domingo de Tolosa. En el siglo XVIII sufre una importante remodelación en su interior al realizarse su actual patio porticado.

Esta casa solariega, conocida también con el nombre “Casa de la Aduana”, fue muy probablemente la residencia de don Pedro de Cárdenas y Valdivia y doña Teresa de Párraga, nieto de don Juan de Cárdenas, origen del ilustre linaje de los Cárdenas en la ciudad.

Palacio de los Pérez de Vargas y Gormaz

Esta portada del s. XVII procede del Palacio de los Pérez de Vargas y Gormaz, que se encontraba emplazado en la Plaza del Castillo, frente al castillo fortaleza de la ciudad de Andújar. Tras su destrucción en los años 70 del siglo pasado la fachada sería reubicada en el lateral del palacio conocido como Segundo de Cárdenas.

El palacio fue construido por don por Manuel Pérez de Vargas Párraga y Juana Palomino Cobo en el primer tercio del siglo XVII. La fachada se puede encuadrar en el manierismo tardío. El palacio fue la residencia de los marqueses de Contadero, título concedido el 4 de diciembre de 1757 por Fernando VI a D. Luís José Sirvente Pérez de Vargas y Zambrana.

Santiago

Fue una de las cinco parroquias que se crearon en la ciudad tras la toma de Andújar por Fernando III el Santo (1225). Aquel templo del siglo XIII sería sustituido a finales del siglo XV por otro de nueva traza. El nuevo proyecto se concibe en estilo gótico con planta basilical organizada en tres naves y articulada en cinco tramos. Su cabecera, que asume dos, tramos fue ejecutada por el maestro Domingo de Tolosa y está cubierta con bóvedas de crucería a igual que el segundo tramo. Unida al gótico y a los conquistadores en los primeros momentos de la Reconquista. Hoy no tiene culto, es sede de Caritas. En su interior destaca la capilla y camarín de Jesús atado a la Columna, obra de exhuberancia ornamental barroca de 1733 realizada por Jerónimo Pedradas

Convento de los Jesuitas

En 1617 llega la compañía de Jesús a nuestra ciudad. En 1766 son expulsados por Carlos III pasando el edificio a ser casa de beneficencia y escuela y en 1942 hospital municipal. Del importante complejo conventual, muy alterado por el por del tiempo y por tener diversas funciones, hay que destacar la escalera realizada por el jesuita Francisco Gómez en 1722. Un modelo de escalera renacentista cubierta por una gran bóveda sobre pechinas dividida en ocho casquetes decorados a base de estuco con motivos vegetales y roleos de marcada voluminosidad.

Casa Cuna

Este edificio perteneció primitivamente al Colegio de los Jesuitas. Tras su expulsión se dedicó a albergar la Obra Pía, Juan Cacho de Santillana, fundada en el siglo XVII, dedicada a criar niños expósitos o abandonados.

Destaca su portada labrada en piedra, fechada en 1710.Edificio restaurado y que actualmente es sede de la Escuela Taller.

Iglesia de Santa Marina

Mezquita en época musulmana y templo cristiano desde la toma de la villa por Fernando III el Santo (1225). De origen gótico tiene reformas en los siglos XVII y XVIII. Obras de Francisco Baños y Antonio G. Orea. No tiene culto hoy día es un espacio cultural.

Iglesia de San Bartolomé

La primera parroquia construida a extramuros de las cinco que hubo en Andújar en la Edad Media es la de San Bartolomé, de fundación más tardía, pues debe remontarse a finales del siglo XIV o primeros años del XV.

El proyecto original se concibió en estilo gótico, su planta organizada en tres naves articuladas en cinco tramos.

La remodelación de mayor envergadura se realizó en el siglo XVI y fue obra de la familia Castillo. A Francisco Castillo el Viejo se le debe la Puerta de la Sacristía, transito del Gótico Tardío al Renacimiento. Y a Francisco del Castillo, el Joven, se le debe la sustitución de las primitivas bóvedas de crucería del transepto así como la del segundo tramo de la nave central por otras de sensibilidad manierista. A él se debe también la traza de la actual capilla Mayor, que es de planta cuadrada y testero plano cubierta de bóveda vaída decorada con casetones irregulares de estilo manierista.

La torre inconclusa nos recuerda a la de San Miguel y su autoría se le atribuye a Francisco del Castillo el Joven.

Convento de Jesús María

De las Mínimas de San Francisco de Paula, es una fundación de 1495, viniendo el mismo santo a su fundación desde Italia. Muy modificado por el paso del tiempo, su capilla mayor se cierra con un artesonado mudéjar muy bello. Cristo Barroco. Portada mudéjar.

Cuadro de la Virgen

Capilla arcosina construida en 1610 por el maestro Rafael Pérez de Ortega y reedificado en 1856. Alberga un lienzo del siglo XVII en el que se representa la aparición Virgen de la Cabeza al pastor Juan de Rivas.

La capilla en el momento actual está plenamente integrada en la ciudad, pero cuando se instaló, en los primeros años del siglo XVII, marcaba su límite. En ella se iniciaba el camino viejo o de herradura hacia la Sierra y el Santuario. Es, por eso, un enclave con solera, que con la tradicional salve, encamina hacia el cerro a peregrinos y romeros.

Convento de los Capuchinas - Museo de Artes Plásticas

Desaparecido convento, la capilla de una sola nave es sede del Museo de Artes Plásticas. En él se guardan los premios de escultura y pintura de las Bienales así como una muestra de la obra del escultor Antonio G. Orea (1925-2003) que da nombre al museo. La mejor obra es una pintura de tema jesuítico procedente de la antigua casa de Jesuitas que representa a San Ignacio y a San Francisco Javier ante la Virgen magnífica obra de finales del XVII de influencia granadina.

Casa Elías

La actividad constructiva entre la segunda y tercera década del siglo XX fue intensa en la ciudad. Años en los que la burguesía local se hará construir cómodas casas ubicadas en las arterias principales de Andújar.

Esta casa es un proyecto de 1916, en la que se aúnan, de forma atractiva, elementos tan diversos como la cerámica vidriada, el ladrillo visto, el mirador de hierro forjado y el paramento bicolor, y es un bello ejemplo de arquitectura regionalista.

Cine Tivoli

La sala, en su origen Cine Tívoli, se encuentra ubicada en el espacio donde se situaba el antiguo castillo-fortaleza de la ciudad. Su expediente de demolición, aprobado en la sesión municipal de 5 de enero de 1932, fue presentado por Don José Corbella Pené, en nombre de Don Bonoso Lara, y prorrogado por acuerdo municipal de 17 de Agosto de 1933.

El proyecto de nueva obra, de Fernando Alzado, fue impactante, pues suponía una ruptura radical con la arquitectura de tipo regionalista o ecléctica que se estaba realizando en la localidad, e inaugurada la arquitectura moderna de vanguardia, que comenzaba a ensayarse en el estado español.

Casa Espejo

Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura regionalista de la localidad. Fue proyectada por el arquitecto Aníbal González, máximo exponente de la arquitectura regionalista de tipo andaluz en 1927. Este arquitecto es el autor entre otras obras de la Plza. de España de Sevilla o el Palacio de Bellas Artes

Mercado de Abastos

Obra dentro de las pautas del Funcionalismo-expresionismo, de 1934, interviniendo el arquitecto Rivas Ruiz y Amat Guarinos. Interesante construcción en planta circular con alternancia de cierres adintelados y abovedados.

Ermita de la Virgen de la Cabeza

La antigua ermita dedicada a la patrona de Andújar que existía en este lugar fue sustituía entre 1918 y 1921 por el actual templo neogótico. Las obras fueron costeadas por piadosa señora doña Mª Angustias Pérez de Vargas y Pérez de Vargas, Marquesa de Santa Rita y Condesa de Gracia Real. En el tímpano, sobre la puerta, un relieve con la iconografía tradicional de la Aparición de la Virgen de la Cabeza al pastor de Colomera, obra de García del Valle.

El templo es de una sola nave, articulada en tres tramos, cubierta con bóveda de ojiva, siendo estrellada la del segundo tramo. De su interior destaca el retablo de estilo gótico, realizado en la Casa Gerique de Valencia, así como el zócalo en azulejo típico de la ciudad. Atiende el culto los PP. Trinitarios.

Iglesia de San Juan de Dios

Fundación de 1618 relacionada con el hospital de la Caridad. Iglesia conventual de una sola nave. Retablo de la capilla mayor interesante, realizado en torno a 1740, destacando en el alzado estípites y columnas salomónicas, con San Rafael y San Juan de Dios. El retablo deja ver el camarín con una Piedad, una Virgen de las Angustias de clara influencia granadina; el camarín es un espacio de exhuberancia decorativa con cubierta de bóveda oval sobre pechinas con ricas yeserías de guirnaldas, orlas, conchas, hojas y simbología de la Pasión. En la nave, interesante escultura de San Juan de Dios.

Convento de las Trinitarias

Está dedicado a la Limpia y Pura Concepción, fundación de finales del XVI; fue Don Martín de Valenzuela su patrono, figurando un bello relieve de San Martín dando la capa a un mendigo en la ventana de la capilla mayor. En su interior, de una sola nave destaca el retablo de 1730 algo modificado. Interesantes obras pictóricas y escultura dieciocho de la Inmaculada y del beato trinitario Simón de Rojas. Este convento guarda la bella custodia procesional del Corpus, de propiedad municipal, una obra de orfebrería que articula tres cuerpos conjugando con una gran maestría elementos arquitectónicos bajo diseño de Francisco del Castillo.

Profesó en este convento la Madre Sor Lucia Yáñez, que vaticinó el brote de peste que sufriera la ciudad en el año 1680 que generaría la solemne procesión de la Inmaculada que la ciudad realiza a partir de ese momento.

Arcos de Carlos III

Conocido popularmente como Arco de Capuchinos, es una obra de 1786 neoclásica del arquitecto Manuel Salgado. De ladrillo con base de sillares de arenisca, es de una gran sencillez organizado por tres vanos, el central con arco de medio punto rematado por un frontón y los laterales adintelados. Los escudos de los Borbones y de la ciudad como únicos elementos decorativos.

A través del arco se iniciaba el recorrido del Camino Real, Madrid–Cádiz, por la ciudad y cuyo transito iba desde la corredera Capuchinos a la corredera de San Bartolomé, pasando por la calle Ollerías y la plaza Antigua o Vieja.

Iglesia de la Divina Pastora

Perteneció al convento de los Capuchinos. Interesante planta y alzado. Sagrario del escultor Antonio G. Orea

Plaza de Toros

Finales del s. XIX. Fue inaugurada el 25 de Julio del año 1898, con toros de la ganadería de S. Jacinto Tres Palacios, lidiados por Rafael Bejarano apodado “Torerito” y su cuadrilla. Su portada es de estilo neoárabe y destaca por el hecho de que su foso se encuentra bajo el nivel del suelo, fue excavado en la tierra.

Actualmente da nombre a la barriada que se generó en las décadas de los cincuenta y sesenta entre el Arco de Capuchinos y el foso taurino.

Puente Viejo

Es una magnífica obra. De sillería de arenisca, tiene doce ojos de arco de medio punto más dos grandes arcos escarzanos, importante reparación del siglo XIX. Entre los arcos sobre las pilas, aliviaderos circulares y rectangulares con arcos de medio punto. Las pilas o machones tienen rompiente en vértice aguas arriba, y redondeados aguas abajo. Marcas de cantero en los sillares de la margen derecha.

Casa de la Cultura

La Casa de la Cultura es un nuevo edificio de la primera mitad de la década de los setenta que evoca al viejo que fue el Pósito de Trigo, el edificio del Antiguo Régimen cuya función era almacenar el grano para que la ciudad estuviese siempre abastecida. De ahí que deje ver en su fachada unos arcos de medio punto sobre columnas toscanas.

El edificio da a la calle de la Alhóndiga, nombre árabe que se relaciona también con el almacén del grano. Era pues, el lugar, un solar de la plaza de Santa María, núcleo principal de la ciudad medieval. En esta calle hay una hornacina de devoción popular al Cristo de la Providencia en la que se fundamenta una leyenda.

Fue también Casa Cuartel de la Guardia Civil hasta que se edificó el nuevo en la Avda. de Blas Infante.

Basílica Real Santuario

El primitivo Santuario se construyó entre 1287 y 1304. Aquel edificio sería sustituido por el que proyectara en el siglo XVI Francisco del Castillo, el Mozo, en el que intervinieron arquitectos como su hermano Benito y Bernabé de Lorca. Aquel templo sería destruido en la guerra civil y reconstruido años después por la Dirección General de Regiones Devastadas.

La fachada de los pies está compuesta por el vano de la puerta, balcón arcosino y la espadaña de dos cuerpos. El interior es un templo de una sola nave cubierta con bóveda de cañón articulada con arcos fajones y con capillas arcosinas en los muros laterales, que están ocupadas por diferentes altares, conteniendo diversas imágenes, tales como un Crucificado del escultor Mariano Benlliure, la Virgen del Pilar, el Beato Marcos Criado, San Juan Bautista de la Concepción, la Santísima Trinidad y la Virgen del Carmen. En el coro existe un magnífico órgano, obsequio de la Guardia Civil, inaugurado por el famoso organista maestro Guridi. Tras la Capilla Mayor se encuentra la sacristía. Una bella reja de 1562, obra de Juan Rodríguez de Salamanca y Bartolomé Gómez, sobrinos del maestro Bartolomé, individualiza la capilla mayor, tras la cual y en alto se encuentra el camarín de la Virgen de la Cabeza. Talla de José Navas Parejo, que sustituyó a la antigua desaparecida durante la guerra civil.

La Comunidad Trinitaria realizó dos nuevas ampliaciones. La primera consistió en la elevación de la planta de saliente, construyéndose otro pabellón en la zona posterior del ala Norte. Se completó así, de un modo armónico y funcional, toda la estructura del patio claustro. La segunda fase se realizó en 1965 en toda el ala norte, añadiéndose un edificio de tres plantas para ampliar las dependencias de los sacerdotes Trinitarios que atienden al culto, permanentemente desde 1930.

En las propias dependencias de la Basílica del Real Santuario, se ubica el Museo Mariano, donde se recoge una importante muestra artística, documental y antropológica del legado histórico que la devoción a la Virgen de la Cabeza ha ido decantando a través de los siglos.